Preocupación en el transporte internacional por las consecuencias del Brexit.

3 enero, 2019

La falta de información sobre el Brexit está ocasionando una gran confusión entre las empresas transportistas españolas.

Las empresas españolas del sector del transporte se han movilizado  para solicitar al Ministerio de Fomento autorizaciones bilaterales al amparo del convenio CEMT. Existe una gran preocupación en el sector del transporte español por un posible “Brexit duro”, lo que supondría la salida del Reino Unido sin un acuerdo con la UE.

En el supuesto que no se llegara a un acuerdo a partir de la fecha estimada, 29 de marzo de 2019, ya no sería válida la actual autorización  de transporte de ámbito comunitario, sino que  se limitaran los permisos ofrecidos en cuanto a los derechos de acceso al mercado entre la UE y el Reino Unido, por parte de las empresas transportistas, lo que supondrá una bajada considerable del trafico actual entre la UE y el Reino Unido.

La Comisión Europea  destaca el transporte por carretera y ha iniciado los trasmites para la elaboración de un Reglamento europeo, que asegure la conectividad básica del transporte entre la Unión Europea y Reino Unido durante el año 2019, con el objetivo de dar una solución provisional en caso que no se llegara a ningún tipo de acuerdo entre las 2 partes.

Se debe tener en cuenta que, según datos de la propia Comisión Europea, Reino Unido ha sido el tercer mercado más importante a nivel comercial con España en el año 2017, con un total del 7,2% del total de las exportaciones que se realizaban desde España.

A pesar de que el Reino Unido ya no participará en la toma de decisiones de la UE, una solución que beneficiaría a ambas partes podría pasar porque el Reino Unido se mantuviera dentro de la unión aduanera y del mercado único, hecho que haría que la regulación europea sobre el transporte siguiera aplicándose tal y como se está haciendo ahora.

Fuente: TODOTRANSPORTE