FOMENTO RETRASA LA REFORMA DE LA ESTIBA Y VOLVERÁ NEGOCIAR SI SE CANCELAN LOS PAROS

15 febrero, 2017

El Ministerio de Fomento se ha ofrecido a retrasar una semana la reforma de la estiba a cambio de que los sindicatos desconvoquen la huelga prevista para los próximos 20, 22 y 24 de febrero, requisito indispensable para dar otros siete días de margen al conflicto. Los representantes de los trabajadores han recogido el guante de Íñigo de la Serna y han cancelado los paros, lo que supone una vuelta a la mesa de negociación con la patronal y el Gobierno, según ha informado RNE.

Las negociaciones entre Fomento y la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar se rompieron este martes, después de que ambos interlocutores no lograran alcanzar un acuerdo para consensuar el texto que el Gobierno iba a aprobar este viernes. El sindicato no solo ratificó los paros parciales previstos la semana que viene, sino que anunció nuevas movilizaciones en un futuro inmediato.

Pero el departamento dirigido por Íñigo de la Serna acaba de proponer un segundo intento para llegar a un acuerdo y evitar así una huelga que tendrá un coste económico incalculable en un país como España, donde más del 70% de los productos entra a través de los puertos. Si los sindicatos aceptan la propuesta de Fomento y renuncian a los paros, la aprobación del real decreto ley tendrá lugar el próximo 24 de febrero.

Las ideas de los sindicatos “no tienen cabida”

No obstante, Fomento deja claro en un comunicado que “los planteamientos de los sindicatos no tienen cabida en el R/D porque la Comisión Europea (CE) no lo permite, pero sí pueden abordarse por la vía de la negociación colectiva” en la que el Ministerio de Empleo actuará como mediador. No precisa a qué aspectos se refiere, si bien uno de los más sonados es la creación de un registro profesional de estibadores al que el Gobierno se opuso desde un primer momento bajo el argumento de que Bruselas jamás lo aceptaría.

El secretario general de la Coordinadora, Antolín Goya, aseguró este martes que los trabajadores están dispuestos a renunciar a dicho registro si su aprobación es lo que impide alcanzar un acuerdo —y así se lo comunicaron a sus interlocutores—, extremo que fue rechazado poco después por el Ministerio de Fomento. De hecho, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar, se declaró “sorprendido” porque el documento presentado en la reunión era “el mismo” que el remitido en julio de 2015. Por el contrario, fuentes del sindicato explicaron a este periódico que aportaron un nuevo texto en el que habían estado trabajando durante todo el fin de semana.

Pese a semejante mar de contradicciones, Fomento confía en que todas las partes acepten retomar el diálogo “en un clima de normalidad”, lo que exige desconvocar las huelgas para evitar así “un grave perjuicio para nuestros puertos y para la economía española”, eso sin contar con los posibles inconvenientes para los ciudadanos.

 

Fuente: EL CONFIDENCIAL.COM

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *